El Extranjero (Albert Camus)

6 de marzo de 2012

“Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo: «Falleció su madre. Entierro mañana. Sentidas condolencias.» Pero no quiere decir nada. Quizá haya sido ayer”.
(así empieza "El Extranjero", 1942, Albert Camus)

SINOPSIS: La primera novela del escritor francés Albert Camus, L’Étranger (1942), narra la historia de un hombre que lleva una vida de lo más anodina, rutina que ni siquiera interrumpe la muerte de su madre. Mersault se mueve entre la sociedad argelina como un gato sobre la cornisa de un tejado. Es como un extraño en su pequeño mundo que, sin proponérselo, termina por cometer un sangriento crimen. Su juicio, una de las más perspicaces descripciones de la atmósfera forense de la literatura, se convierte en un encarnizado reproche de su visión de la vida.

PERSONAJE: Mersault encarna a uno de los personajes más insólitos nacidos de la tinta de una pluma. En principio, su actitud indiferente parece fruto de la frustración, de la necedad o del más puro absurdo. Su insensibilidad no es, sin embargo, un efecto de su carácter, ni siquiera de sus sentimientos, ya que si algo queda patente desde la primera página de la novela es que Mersault es incapaz de ser despiadado.


Fotografía
Albert Camus
Este hombre, este “extranjero” entre tantos otros que creen haber encontrado su sitio, se siente como una pieza más de un monumental engranaje. Tal vez, habría que considerar que entre la maraña de esos otros miembros de la sociedad que se nos presentan tan competentes, únicamente Mersault sabe algo que los demás ignoran; sabe que la máquina hace su trabajo constantemente y que no se detendrá jamás, ni por nada ni por nadie. Las madres mueren, los perros escapan de sus amos, hay personas que golpean a su pareja y otros que descargan un revólver sobre el cuerpo de un e
xtraño; y, pese a todo, la máquina continúa funcionando. Cualquier decisión, por tanto, vale exactamente lo mismo que su contraria. No existe ningún botón del pánico que presionar para poner fin a las inclemencias de la vida. Sean cuales sean las circunstancias, el motor sigue rugiendo y cada una de las piezas es necesaria, pero reemplazable. Por eso, ¿por qué angustiarse?, ¿por qué sufrir por lo que no tiene ningún remedio? Meursault nos desvela paulatinamente esa idea y, tal vez, siguiendo su ejemplo, la vida no sea más que una sucesión de agradables sensaciones, una cadena de recuerdos, una oleada de sofocante calor y, la mayor parte del tiempo, un aburrimiento insoportable mientras uno espera.
__________________________________________________________
Este blog no contiene enlaces de descarga (download) de mediafire, rapidshare, fileserve, 4shared, megashare, freakshare, torrent ni de ninguna otra compañía de descargas gratuitas que vulnere derechos de autor. Tampoco se aceptan peticiones de envío de libros ebook en ningún formato ePub, mobi, PDF, fb2, doc o Kindle.

3 comentarios :

  • Margari dijo...

    Muy buena reseña. No he leído nada de Camus, pero desde luego ésta se ve una buena novela para estrenarme.
    Besotes!!!

  • Edna López dijo...

    Con "El extranjero" voy siguiendo una recomendación en cadena de un largo boca a boca. Yo creo que eso le concede garantías. xxx

  • oscar perez dijo...

    Estoy de acuerdo con que la indiferencia del protagonista se debe a esa comprensión racional de curso natural de la vida, pero aunque pueda parecer no lo hace por conformismo si no debido a que precisamente la vida entra en un absurdo no por su significado sino porque las cosas y situaciones son como son y poco podemos hacer algunas veces por cambiarlo, Lo que si me aparece importante entrar a analizar es que mas allá de la formal y evidente indiferencia del protagonista existen fuerzas ocultas que escapan a su realidad consciente no mas hay que ver la escena con el sacerdote , Tal vez el simplemente lleva una mascara de indiferencia para evitar la frustración pero en su interior es muy diferente, Lo que nos dice que lo consciente no necesariamente es el motor de nuestros actos.

Publicar un comentario

 

Licencia de Creative Commons
A intervalos por Edna López tiene licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Eres libre de compartir este trabajo. Lo que implica: • Reconocimiento de su autoría. • Uso con fines no comerciales.
©Copyright 2011. L.H. Morgan (...a intervalos...) | Política de privacidad y términos de uso | Registrado en Safe Creative