Efecto durmiente: la TV falsea nuestros recuerdos

19 de octubre de 2011

Recientemente ha sido reeditado un estudio en “Human Communication Research” acerca del llamado “sleeper effect”, que consiste en que fragmentos de “información mala” (distorsionada o falsa) se cuelan en nuestros cerebros desde programas de televisión de ficción y con el paso del tiempo somos incapaces tanto de diferenciarlos de la “información buena” como de recordar la fuente poco fiable de la que extrajimos esos conocimientos en un principio. El trabajo (The Delay Hypothesis: The Manifestation of Media Effects Over Time) demuestra que tras un tiempo olvidamos que la información venía de un reality show o de una serie de ficción y la transformamos en nuestro cerebro en algo percibido por nuestros propios sentidos. 


Cuidado con las imágenes que exponen a sus ojos, pues aún en el caso de personas instruidas y altamente racionales, el escepticismo no es un antídoto contra este efecto del durmiente. De hecho, el profesor de la Universidad de Utah, Jakob Jensen, realizó en el mencionado estudio un experimento con 147 estudiantes desconfiados en el que les hizo ver un episodio de la serie “Boston Legal” que contenía una información falsa acerca de la efectividad de un medicamento contra la alergia. Inmediatamente después de ver el capítulo la mayoría de los estudiantes se mostraron incrédulos respecto al dato, pero dos semanas después la mayoría estaba convencida de su veracidad, sin que pudieran recordar de dónde habían obtenido esa certeza.

Si a esto unimos lo que nos quede de lo que aprendimos en el colegio, así está el caos del interior de nuestras cabezas, en el que Einstein convive con CSI y Espronceda le da una vuelta en su velero bergantín a un grupo de “mujeres desesperadas”.
 

Licencia de Creative Commons
A intervalos por Edna López tiene licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Eres libre de compartir este trabajo. Lo que implica: • Reconocimiento de su autoría. • Uso con fines no comerciales.
©Copyright 2011. L.H. Morgan (...a intervalos...) | Política de privacidad y términos de uso | Registrado en Safe Creative