La jugadora de Go (Shan Sa)

24 de noviembre de 2012

“En la plaza de los Mil Vientos, los jugadores cubiertos de escarcha parecen muñecos de nieve. Un vapor blanco escapa de las narices y las bocas. Agujas de hielo, creciendo bajo el borde de sus tocas, apuntan al suelo. El cielo es de nácar, el sol, carmesí, cae, cae. ¿Dónde se halla la tumba del sol?”
(Así comienza “La jugadora de Go” en la voz de “la jugadora”)


El resumen de la contraportada de la edición de esta novela en castellano da a entender que estamos ante una narración histórica con tintes románticos. Nada más lejos de la realidad. Es cierto que el contexto en el que se desarrolla la trama es la guerra chino-japonesa, pero sería una imperdonable superficialidad concederle a este hecho la relevancia de ser el tema central del libro. 

"La jugadora de Go" es una novela introspectiva centrada en la visión de dos personajes desde mucho antes de su primer encuentro. El amor es un tema central en este libro que con dotes de gran realismo lo va hilvanando puntada a puntada. El enfoque huye de los sentimentalismos y, tal vez, por eso el final resulta demoledor

El estilo fluye con la elegancia de la pluma poética de Shan Sa. Las voces narrativas de los personajes se entrelazan a lo largo de los 92 capítulos de la obra, guardando respetuosamente su turno, como en el juego del Go. La guerra manchú-japonesa se refleja en la metáfora del juego del Go, y el propio Go es la metáfora de la relación entre los protagonistas. Los personajes están tan vivos y sus voces tan hábilmente diferenciadas que el lector ni siquiera percibe que no conoce el nombre de la joven jugadora de Go hasta la última página.

“La crueldad de nuestros militares bebe en las fuentes de la dureza de nuestra educación. Bofetadas, puñetazos, insultos son las cotidianas reprimendas reservadas a los niños. En el ejército, para cultivar la sumisión y la humildad, los oficiales golpean a los de inferior grado y a los soldados hasta que brota la sangre, o cortan sus mejillas con una regla de bambú afilada para ello”
(cita de “La jugadora de Go” en la voz del “soldado japonés”)

SINOPSIS:
La novela incluye dos historias entrelazadas. Los capítulos impares pertenecen a la jugadora de Go y los pares al soldado japonés.
LA HISTORIA DE LA JUGADORA: En el contexto del conflicto chino-japonés del primer tercio del siglo XX, una joven china procedente de una familia aristocrática pasa las tardes en la Plaza de los Mil Vientos jugando al Go. Su habilidad con el juego le permite una rara inserción en un mundo de hombres, lo que le permite cierta independencia con respecto a los adultos y una rebeldía patente en lo referente a acatar los mandatos sociales (se niega a casarse con su primo Lu). Es una niña de dieciséis años, pero empieza a convertirse en mujer a través de su relación con dos jóvenes algo mayores que ella: Min y Jing. La jugadora se ve abruptamente arrojada al mundo de los adultos cuando la crueldad de la invasión llega a la ciudad.
LA HISTORIA DEL SOLDADO: Un joven teniente japonés es destinado a Manchuria para combatir en la guerra. Lejos de su familia y debiendo guardar las oportunas formalidades en aras al honor, se siente solo. Busca compañía primero con una geisha y después con prostitutas, como es costumbre entre la soldadesca. Las iniquidades del ejército, las crueldades de los mandos para con los subalternos, las torturas y el sinsentido de la guerra le repugnan, pero hace lo que de él se espera y no expresa ninguno de sus temores. A su llegada a la ciudad es enviado como espía a la Plaza de los Mil Vientos, disfrazado de chino, para obtener información acerca de los rebeldes insurgentes que se ocultan en la ciudad.




EL GO: Es un juego de estrategia de origen chino que se expandió entre los siglos V y VII d.C. por Japón y Corea. Dos jugadores tratarán de dominar el territorio del rival acorralando sus piedras. A diferencia del ajedrez, los movimientos de las fichas son infinitos. 

El Go no es sólo el hilo conductor de la historia, sino también la forma en la que se encuentran los protagonistas, así como una metáfora de la guerra. En el juego mientras las negras conquistan en terreno de las blancas, cada vez se hace más patente que un entendimiento amistoso entre ambos bandos, un final feliz de la guerra, es imposible. Otra inteligente metáfora de la autora que habla de la construcción de “enemigos” a partir de la visión de supuestas diferencias y, al mismo tiempo, previene en contra de los prejuicios entre chinos y japoneses

LA AUTORA:
La variada trayectoria artística de Shan Sa la lleva desde la poesía a la narrativa para continuar en la pintura. Nació en 1972 en Beijing y a la edad de 7 años ya escribía poemas. En 1990, debido a los trágicos acontecimientos de la Plaza del Tian An Men, se vio forzada a trasladarse a Francia en compañía de su padre. Shan Sa Aprendió francés y continuó escribiendo novelas en su segunda lengua. En 1994 comenzó a trabajar en el taller del pintor Balthus. Su primera novela escrita en francés, “La paz de la puerta celeste”, recibió una excelente acogida. Sus novelas, poemas y ensayos han sido traducidos a más de 30 lenguas. Desde el año 2001, Shan Sa ha simultaneado su trabajo como escritora con el de pintora, exponiendo en importantes centro de París, Nueva York y Japón. 

Obras literarias:

  • 1983, Los Poemas de Yan Ni
  • 1988, Libélula roja, poemario
  • 1989, Nieve, poemario
  • 1990, Que vuelva la primavera, poemario
  • 1997, La porte de la paix céleste, La puerta de la paz celeste, su primera novela en lengua francesa, recibió la beca Goncourt en 1998
  • 1999, Les quatre vies du saule, Las cuatro vidas del sauce, novela (Premio Cazes en 1999)
  • 2000, Le Vent vif et le glaive rapide, El viento vivo y la brizna rápida, poesía
  • 2001, La joueuse de go, La jugadora de go, novela (Premio Goncourt des lycéens en 2001)
  • 2002, Le miroir du Calligraphe, El espejo del calígrafo, ensayo (pinturas y poesías)
  • 2003, Impératrice, Emperatriz, novela
  • 2006, Alexandre et Alestria (Alexander and Alestria)
  • 2010, La Cithare nue (Naked Zither)  

Premios: 
  • 1998: Prix Goncourt du Premier Roman por la obra Porte de la paix céleste (Gate of Celestial Peace).
  • 1999: Prix Cazes-Brasserie Lipp por la obra Les quatre vies du saule (The Four Lives of the Willow).
  • 2001:  Prix Goncourt des Lycéens (French Wikipedia).
  • 2004:  Kiriyama Prize for fiction for La Joueuse de Go (The Girl Who Played Go).
  • 2009 recibió del Ministerio de Cultura francés la Orden de Caballero de las Artes y las Letras
  • 2011 fue galardonada con la distinción de Caballero de la Orden Nacional del Mérito.
 

Licencia de Creative Commons
A intervalos por Edna López tiene licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.
Eres libre de compartir este trabajo. Lo que implica: • Reconocimiento de su autoría. • Uso con fines no comerciales.
©Copyright 2011. L.H. Morgan (...a intervalos...) | Política de privacidad y términos de uso | Registrado en Safe Creative