El baño turco, Ingres
El baño Turco de Jean Auguste Dominique Ingres, Le Bain Turc, 1862, Museo del Louvre, París.





«El verdadero descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en cambiar la mirada.»
Marcel Proust

Este homenaje erótico a oriente es una obra tardía del gran pintor neoclásico Jean Auguste Dominique Ingres (29 de agosto de 1780, Montauban – 14 enero de 1867, Paris). Le Figaro lo eligió como el cuadro más sensual del siglo XIX. A los 82 años, Ingres creó esta escena de harén que combina la figura del desnudo con una decoración oriental. Su inspiración fueron las cartas de Lady Montague (1690-1760), que narra una visita a los baños de mujeres en Estambul en el siglo XVIII.

El baño turco pudo ser un encargo del príncipe Napoleón III (según la página web del Museo del Louvre), quien poco después de adquirirlo se lo devolvió al pintor, porque su mujer (la emperatriz Eugenia) la encontraba «poco conveniente». En 1865 la adquirió Halil Şerif Pacha, llamado Khalil Bey, un diplomático turco que vivía en París, incorporándolo a su colección de cuadros eróticos, entre los que se hallaba El origen del mundo, de Gustave Courbet. A finales del siglo XIX unos mecenas quisieron regalar El baño turco al Museo del Louvre, pero el consejo del museo lo rechazó en dos ocasiones. Sólo se exhibió al público en 1905, con ocasión de la retrospectiva de Ingres en el Salón de Otoño, donde entusiasmó a pintores de vanguardia como Picasso. El Louvre lo aceptó en sus colecciones en 1911.

Edna López es escritora, abogada y antropóloga social y cultural. Con su primera novela, En busca del tesoro de Kola, obtuvo el XIX Premio EDEBÉ. También ha recibido el Premio Especial de Integración de la Ciudad de Tudela, el XXIV Premio UNED de Narración Breve, el Premio Luis Adaro convocado por la AEN y ha publicado en la revista Rio Grande Review del Departamento de Creación Literaria de la Universidad de Texas.