A INTERVALOS

Cuando escribo

Edward S. Curtis y el alma india

Edward. S. Curtis escribió al antropólogo George Bird Grinnell:

"Es un sueño tan grande que no puedo verlo todo".

Pero cualquiera puede apreciar en sus retratos los infinitos matices de la cultura india norteamericana. Sus fotografías de principios del siglo XX proyectan la perspectiva de un hombre blanco que fue aceptado como un miembro más de la tribu. En los ojos de sus modelos se refleja un fotógrafo cuya mirada única supo estar a la vez dentro y fuera de la vida de los otros.

El presidente Theodore Roosevelt escribió en el prólogo de la obra de Curtis, "El indio norteamericano":

"En el señor Curtis tenemos tanto a un artista como a un observador experimentado, cuyas imágenes son imágenes, no simplemente fotografías; cuyo trabajo va más allá de la mera precisión, porque es la verdad...".