A INTERVALOS

Cuando escribo

Kothbiro


Koth Biro

Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Oooh mam' uwinja
Koth biro
Keluru dhok e dala
Oooh mam' uwinja
Koth biro
Keluru dhok e dala
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Oooh mam' uwinja
Koth biro
Keluru dhok e dala
Oooh mam' uwinja
Koth biro
Keluru dhok e dala
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye (Yaye nyithindogi un koro un utimoru nade? Koth biro keluru dhok e dala)
Aaaah haye haye haye haye haye haye (Yaye nyithindogi un koro un utimoru nade? Koth biro keluru dhok e dala)
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Oooh mam' (yaye nyithindogi) uwinja (un koro un utimoru nade?)
Koth biro, Keluru dhok e dala (koth biro keluru dhok e dala)
Oooh mam' (yaye nyithindogi) uwinja (un koro un utimoru nade?)
Koth biro, Keluru dhok e dala (koth biro keluru dhok e dala)
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye

Lea más en http://lyricstranslate.com/en/kothbiro-rain-coming.html#U6Cij6ZLWlWyjUgC.99

Así suena la nana Kothbiro en la voz del cantautor keniata Ayub Ogada. El título de la canción significa en el lenguaje luo "ya llega la lluvia" en referencia a la estación húmeda.
Ayub Ogada - Kothbiro  

"Ya llega la lluvia. Si puedes oírme, hijo mío, haz que regrese nuestro ganado a casa".

Koth Biro
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Oooh mam' uwinja
Koth biro
Keluru dhok e dala
Oooh mam' uwinja
Koth biro
Keluru dhok e dala
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Oooh mam' uwinja
Koth biro
Keluru dhok e dala
Oooh mam' uwinja
Koth biro
Keluru dhok e dala
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye (Yaye nyithindogi un koro un utimoru nade? Koth biro keluru dhok e dala)
Aaaah haye haye haye haye haye haye (Yaye nyithindogi un koro un utimoru nade? Koth biro keluru dhok e dala)
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Oooh mam' (yaye nyithindogi) uwinja (un koro un utimoru nade?)
Koth biro, Keluru dhok e dala (koth biro keluru dhok e dala)
Oooh mam' (yaye nyithindogi) uwinja (un koro un utimoru nade?)
Koth biro, Keluru dhok e dala (koth biro keluru dhok e dala)
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye

o

Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Oooh mam' uwinja
Koth biro
Keluru dhok e dala
Oooh mam' uwinja
Koth biro
Keluru dhok e dala
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Oooh mam' uwinja
Koth biro
Keluru dhok e dala
Oooh mam' uwinja
Koth biro
Keluru dhok e dala
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye (Yaye nyithindogi un koro un utimoru nade? Koth biro keluru dhok e dala)
Aaaah haye haye haye haye haye haye (Yaye nyithindogi un koro un utimoru nade? Koth biro keluru dhok e dala)
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Oooh mam' (yaye nyithindogi) uwinja (un koro un utimoru nade?)
Koth biro, Keluru dhok e dala (koth biro keluru dhok e dala)
Oooh mam' (yaye nyithindogi) uwinja (un koro un utimoru nade?)
Koth biro, Keluru dhok e dala (koth biro keluru dhok e dala)
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Aaaah haye haye haye haye haye haye
Lea más en http://lyricstranslate.com/en/kothbiro-rain-coming.html#U6Cij6ZLWlWyjUgC.99

Consejos sobre el arte de escribir cuentos, Roberto Bolaño

“Me conmueven los jóvenes de hierro que leen a Cortázar y a Parra, tal como los leí yo y como intento seguir leyéndolos. Me conmueven los jóvenes que se duermen con un libro debajo de la cabeza. Un libro es la mejor almohada que existe”.

Como ya tengo 44 años, voy a dar algunos consejos sobre el arte de escribir cuentos.

1) Nunca abordes los cuentos de uno en uno, honestamente, uno puede estar escribiendo el mismo cuento hasta el día de su muerte.

2) Lo mejor es escribir los cuentos de tres en tres, o de cinco en cinco. Si te ves con energía suficiente, escríbelos de nueve en nueve o de quince en quince.

3) Cuidado: la tentación de escribirlos de dos en dos es tan peligrosa como dedicarse a escribirlos de uno en uno, pero lleva en su interior el mismo juego sucio y pegajoso de los espejos amantes.

4) Hay que leer a Quiroga, hay que leer a Felisberto Hernández y hay que leer a Borges. Hay que leer a Rulfo, a Monterroso, a García Márquez. Un cuentista que tenga un poco de aprecio por su obra no leerá jamás a Cela ni a Umbral. Sí que leerá a Cortázar y a Bioy Casares, pero en modo alguno a Cela y a Umbral.

5) Lo repito una vez más por si no ha quedado claro: a Cela y a Umbral, ni en pintura.

6) Un cuentista debe ser valiente. Es triste reconocerlo, pero es así.

7) Los cuentistas suelen jactarse de haber leído a Petrus Borel. De hecho, es notorio que muchos cuentistas intentan imitar a Petrus Borel. Gran error: ¡Deberían imitar a Petrus Borel en el vestir! ¡Pero la verdad es que de Petrus Borel apenas saben nada! ¡Ni de Gautier, ni de Nerval!

8) Bueno: lleguemos a un acuerdo. Lean a Petrus Borel, vístanse como Petrus Borel, pero lean también a Jules Renard y a Marcel Schwob, sobre todo lean a Marcel Schwob y de éste pasen a Alfonso Reyes y de ahí a Borges.


9) La verdad es que con Edgar Allan Poe todos tendríamos de sobra.

10) Piensen en el punto número nueve. Uno debe pensar en el nueve. De ser posible: de rodillas.

11) Libros y autores altamente recomendables: De lo sublime, del Pseudo-Longino; los sonetos del desdichado y valiente Philip Sidney, cuya biografía escribió Lord Brooke; La antología de Spoon River, de Edgar Lee Masters; Suicidios ejemplares, de Enrique Vila-Matas.

12) Lean estos libros y lean también a Chéjov y a Raymond Carver, uno de los dos es el mejor cuentista que ha dado este siglo.

La armonía de Lukasiewicz

"Entre lo aproximado de la imagen y la precisión de la realidad quedaba la pequeña rendija de lo inimaginable que le intranquilizaba. 
Además, la persecución de lo inimaginable no termina con el descubrimiento de la desnudez, sino que continúa más allá: ¿cómo se comportará cuando la desnude?, ¿qué dirá cuando le haga el amor?, ¿en qué tonos sonarán sus suspiros?, ¿qué muecas tendrá grabadas en la cara en el momento del placer?"
Milan Kundera, La insoportable levedad del ser.

Michal Lukasiewicz nació en 1974 en Pulawy, Polonia y desde 1995 vive y trabaja en Amberes, Bélgica.

"Mis pinturas versan sobre las formas humanas, la suave ternura que se puede transmitir al espectador, nunca la ira de este mundo, sino la paz y la armonía de la que los seres humanos son capaces. Trato de mostrar el lado apacible del sujeto usando el reflejo de la luz y las sombras para acentuar la forma y las curvas. Nunca uso el color, sino la sutileza del tono para lograr esos efectos. Trato de lograr la suavidad de la piel y el cuerpo por lo que las pinceladas son visibles por el espectador".












Summertime

El compositor estadounidense George Gershwin nació en Brooklyn, Nueva York, el 26 de septiembre de 1898 bajo el nombre de Jacob Gershovitz. Gershwin fue capaz de conquistar tanto su propia tierra como la extranjera con una síntesis del jazz y el espiritual con la tradición sinfónica clásica. La culminación de su carrera llegó en 1935 con la ópera Porgy&Bess, que representa la vida de una comunidad negra en el sur de Estados Unidos.

Summertime es una nana extraída de esta composición, con letra de DuBose Heyward, Dorothy Heyward e Ira Gershwin. La canción se interpreta varias veces a lo largo de la ópera Porgy&Bess. La primera vez, por Clara en el acto I, como una canción de cuna, mientras arrulla a su bebé. Poco después, es nuevamente interpretada por Clara como contrapunto a la escena del juego de dados en el acto II. Finalmente, en el acto III, es interpretada por Bess, cantándole al bebé de Clara.
Fue grabada por primera vez por Abbie Mitchell el 19 de julio de 1935, con George Gershwin tocando el piano y dirigiendo la orquesta.

Existen unas 38.000  versiones diferentes registradas de Summertime. A continuación pueden escuchar la de Ella Fitzgerald y Louis Amstrong, parte de la edición discográfica de la ópera Porgy&Bess de 1957.

El baño turco, Ingres

El baño Turco de Jean Auguste Dominique Ingres, Le Bain Turc, 1862, Museo del Louvre, París.





«El verdadero descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en cambiar la mirada.»
Marcel Proust

Este homenaje erótico a oriente es una obra tardía del gran pintor neoclásico Jean Auguste Dominique Ingres (29 de agosto de 1780, Montauban – 14 enero de 1867, Paris). Le Figaro lo eligió como el cuadro más sensual del siglo XIX. A los 82 años, Ingres creó esta escena de harén que combina la figura del desnudo con una decoración oriental. Su inspiración fueron las cartas de Lady Montague (1690-1760), que narra una visita a los baños de mujeres en Estambul en el siglo XVIII.

El baño turco pudo ser un encargo del príncipe Napoleón III (según la página web del Museo del Louvre), quien poco después de adquirirlo se lo devolvió al pintor, porque su mujer (la emperatriz Eugenia) la encontraba «poco conveniente». En 1865 la adquirió Halil Şerif Pacha, llamado Khalil Bey, un diplomático turco que vivía en París, incorporándolo a su colección de cuadros eróticos, entre los que se hallaba El origen del mundo, de Gustave Courbet. A finales del siglo XIX unos mecenas quisieron regalar El baño turco al Museo del Louvre, pero el consejo del museo lo rechazó en dos ocasiones. Sólo se exhibió al público en 1905, con ocasión de la retrospectiva de Ingres en el Salón de Otoño, donde entusiasmó a pintores de vanguardia como Picasso. El Louvre lo aceptó en sus colecciones en 1911.

Mujeres desnudas de Ramón Casas

El pintor catalán Ramón Casas i Carbó (1866-1932) fue un célebre representante del movimiento modernista. Su actividad se desarrolló entre Barcelona y París, formando parte del ambiente bohemio de la época. 
En sus retratos, el lienzo sometido a su pincel parece cobrar vida. Sus desnudos expresan la delicadeza de una sensualidad muy difuminada. Puedes encontrar otros cuadros de Ramón Casas aquí.




Between, entre el libro y la obra de arte

En la quietud de una biblioteca, la artista Math Monahan ha dotado de vida y energía a su instalación artística realizada con libros, que lleva por título Between. Para el proyecto, utilizó dos colecciones de libros en formas circulares, colocándolas en partes separadas de la biblioteca de la Universidad de Michigan. La instalación de las piezas se llevó a cabo en diferentes puntos del edificio. Así, Monahan trató de crear una conexión entre los diferentes espacios.


Los espectadores se debaten entre ver los libros como literatura o como obras de arte. Las páginas se entrelazan juntas en secciones, manteniéndose unidas naturalmente como una estructura entrelazada sin anclajes. En palabras de Monahan: "Permitiendo que la tensión del círculo mantenga a los objetos en un conjunto, sin adhesivos o sujeciones, las páginas se destrenzan lentamente, a lo largo del tiempo, dando a la instalación la oportunidad de volver a su forma original, es decir, a ser libros de nuevo."










La alegría de vivir


Le bonheur de vivre, 1906. Matisse.


La alegría de vivir de Henri Matisse es una insigne representante del fauvismo. Recuerda a La danza y pone un acento hedonista en la pasión de la vida.





Siempre me siento feliz. ¿Sabes por qué? Porque no espero nada de nadie; esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solución. Lo único que no se resuelve es la muerte. La vida es corta, por eso ámala, se feliz y siempre sonríe, solo vive intensamente. Antes de hablar, escucha. Antes de escribir, piensa. Antes de herir, siente. Antes de rendirte, intenta. Antes de morir, vive.William Shakespeare

Mujeres de Frederick C. Frieseke

Aunque el pintor impresionista Frederick Carl Frieseke (1874-1939) era americano, pasó gran parte de su vida exiliado en Francia.

Tanto las figuras femeninas como la luz tienen un papel esencial en sus cuadros. De hecho, yo siempre he pensado que la iridiscencia de la luz que exhiben las obras de Frieseke es mejor que la original (la de la naturaleza).

Las tres siguientes son posiblemente mis obras favoritas de su repertorio artístico.